5 de enero de 2015

Sevilla, una ciudad fascinante.

Ya estoy de vuelta con todos vosotros. ¿Cómo han ido las fiestas? espero que muy bien y que os traigan muchas cosas los Reyes, que esto aún no ha terminado.

Yo, por mi parte, he disfrutado muchísimo. He aprovechado los días de vacaciones y me he ido a Andalucía. Deciros que, si no habéis estado nunca, os lo recomiendo encarecidamente. Es una tierra maravillosa que hace honor a sus costumbres y tradiciones, buena comida y alegría de sus gentes.

He visitado Sevilla y Córdoba. En el post de hoy os hablaré de Sevilla. La antigua Hispalis romana, que según la leyenda fue fundada por el propio Hércules, fue una ciudad muy importante debido a su comunicación con el Atlántico. El rio Guadalquivir desemboca en este océano y eso hace que sea navegable. Tras el descubrimiento de América por parte de Colón, Sevilla se convirtió en la ciudad más importante de España al fomentar el comercio entre los dos continentes.

Otro hito histórico ocurrido en Sevilla fue la Exposición Iberoamericana de 1.929. Este acontecimiento dotó a la ciudad de una serie de edificios, parques, palacios e infraestructuras asombrosas como la Plaza de España o el parque de Mª Luisa, que son un auténtico deleite para los sentidos.



El parque de Mª Luisa es precioso, y no os podéis perder dar un paseo por sus caminos que llevan a plazas donde se rinde homenaje a ilustres personajes sevillanos como por ejemplo Gustavo Adolfo Bécquer. Su plaza con su estatua es realmente preciosa.


Pasear por las calles del casco histórico de Sevilla es una experiencia única. Hay que tener en cuenta que es uno de los cascos históricos más grandes de Europa, así que os recomiendo calzado bien cómodo para caminar durante horas. Paseando entre sus callejuelas, llegamos a la plaza de la Catedral, imponente con su torre de la Giralda. He de decir que me sorprendió muchísimo, porque me la esperaba más pequeña, no sé por qué. 

Aquí también se encuentra el Alcázar, residencia de los príncipes árabes desde el año 712 y posteriormente, de los Reyes cristianos hasta la actualidad. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y se han rodado varias películas. Es una visita obligada.



Su techo es espectacular. Podrías mirarlo durante horas y representa el cielo y las estrellas.

Y como no, si hablamos de Andalucía, hablamos de buena gastronomía y a buen precio. Sus tapas son increíbles y sus menús caseros, una auténtica delicia. No dejéis de probar el rabo de toro, los huevos estrellados con jamón, las carrilleras de cerdo ibérico o los garbanzos con espinacas.



La Giralda vista desde el Patio de los Naranjos y la Torre del Oro. 







1 comentario:

Anónimo dijo...

Que chulas las fotos, se vee que te lo has pasado genial

Sígueme en Bloglovin.

Follow modacelebritiescine etc

VISITAS